lunes, 15 de junio de 2009

Acto tercero, Escena Quinta


-->
Aun conservo las copias del guion de la obra de teatro en la que iba a participar en mi tercer semestre de bachillerato. Es muy bonito recordar los nervios que a mis compañeros y a mi nos daban al ensayar, después de la noticia que el maestro nos dio, de que presentaríamos la obra frente a toda la escuela.
Afortunadamente o desafortunadamente eso nunca sucedió, siempre existirá en mi la duda de que si tal vez las cosas no hubiesen sucedido de esa manera, mi pánico escénico habría desaparecido, o tal vez (en el peor de las casos) se habría terminado ese sueño guajiro.

Jaquelin Reyes