jueves, 15 de marzo de 2012

¡Odio!

Te he dicho que vayas y seas feliz.Pero en este precismo momento creo que deberia importarme mi propia felicidad.Es curioso que sintiera que el motivo de mi felicidad eres tu,pero dandole vueltas al asunto mis sentimientos estan encontrados pues es evidente que ya no me haces feliz,al contrario solamente me haces infeliz,y hasta podria jurar que te odio.Pero sigo amandote con todas mis fuerzas,sigo amando tu mirada,tus manos,tus labios cuando me besan,sigo amando cada cosa que tenga que ver contigo,sigo aun sintiendo que mi amor crece cada vez,siento la necesidad de que estes bien,quiero lo mejor para ti,deseo que nunca llores,sigo llenandote de bendiciones como antes.


Jaquelin Reyes